Fieras afemina amor

astrea-fieras-afemina-amor

El dramaturgo presenta a Hércules sin la educación propia del caballero. El héroe no ha aprendido la lección del abc cortesano e ignora que la dama representa el reflejo de la belleza divina.

El desarrollo de la acción señala la lucha interior del héroe. Primero siente admiración al conocer a la hermosa doncella. Actitud que se torna en despecho al sufrir el desprecio que aquella le inflige. El deseo de venganza lo domina entonces, y la persigue hasta convertirla en su esclava.

Aquí sobreviene la peripecia. La desamparada Yole vence a su enemigo con el llanto y el fingimiento. Hércules pierde la prudencia y deposita en la rencorosa Yole su confianza. Esta decisión conduce al clímax de la pieza.

Mientras duerme, la princesa hace que sus damas le vistan, le peinen y adornen como si fuera una mujer, y además le ciñen la infamante rueca. Acto seguido hace que entren todos y le vean con escarnio; y los amonesta por haber querido coronar rey de Libia a tal afeminado.

La obra termina con la apoteosis del amor. Esta última escena ha sido concebida, según indica la acotación, siguiendo la idea que han interpretado pintores y artistas. En el museo del Prado se conserva El triunfo del amor divino, de Rubens, que ilustra esta idea filosófica.

Extracto de las notas preliminares de Ángel Valbuena Briones
a su edición de obras completas de Calderón de la Barca

COMEDIAS MITOLÓGICAS

RECIBE NUESTRAS COMUNICACIONES

!Todas las noticias y eventos de forma periódica!

Suscríbete a nuestra newsletter

logo-web-master2

Fundación Juan March
Castelló 77, 28006 Madrid
+34 91 435 42 40
Aviso legal | Proyecto Astrea - www.astreateatro.com